Imagina que despiertas en una habitación en la penumbra con una puerta enorme al fondo. No eres consciente de donde estás ni quién eras antes de recuperar el conocimiento. Solo tu nombre. Entonces escuchas un ruido, una voz, y luego otra, y otra más… no estás solo.

Abres la puerta y descubres un mundo que, aunque no sabes dónde estás, sabes que no es el tuyo. El mundo tiene un nombre, y ese se llama Grimgar. Y ese mundo tiene reglas si quieres sobrevivir: debes ser un aventurero y hacer de ello tu forma de vida.

Imagina que antes eras pastelero. O fontanero. O trabajabas como comercial de unos grandes almacenes. Imagina que el cuchillo solo lo cogías para cortar un filete de carne a tu prole y que ahora el uso debe ser totalmente diferente… Porque ahora tienes que sobrevivir en un entorno hostil. Un entorno que quiere matarte.

¿Serás capaz de sobrevivir? ¿Tendrás la habilidad suficiente para matar a un goblin por tu cuenta y salir sin un rasguño?

En Grimgar de la fantasía y las cenizas (Hai to Gensou no Grimgar) se nos plantea esta premisa. Un punto de vista más realista de lo que podría pasar llegado al caso de que ocurriría una situación como la que habéis leído antes, donde una persona es “arrancada” de su hogar para llevarla a un mundo de fantasía lleno de clases de arquetipos típicos de RPG como cazadores, Dark Knights, guerreros… y no tienen ni idea de cómo se hace la O con un canuto.

La serie de Grimgar se basa en unas novelas ligeras (como ya ocurrió con Sword Art Online) que en 2015 se adaptaron a Manga y que ahora sale en su versión anime donde el arte de la serie es notable en todos los sentidos: el dibujo, la animación, la música… ahora sí, no esperes un ritmo trepidante al estilo de SAO o de Log Horizon.

Aquí puedes ver el trailer de la serie:

https://www.youtube.com/watch?v=lO9HNjlz5II