Bueno, como bien sabrán los que nos seguís en el podcast de Random Topic, o en las redes sociales (creo que también salió mencionado en Gankeados, nuestro ultimo podcast sobre League of Legends) estoy de viaje por Japón durante este Septiembre, del 2 al 25. Motivo: Boda.

Estas entradas irán contando el viaje según ha ido ocurriendo, con unos días de demora desde que empezó, ya que los primeros han sido bastante paliza, y no estaba muy espabilado como para hacer esto. En este primer post hablaré de lo que llevamos y el recorrido que vamos a hacer.

Como todos los viajes que he hecho junto a la que ahora puedo llamar “esposa” – aunque suena muy turbio – el viaje de novios nos lo hemos preparado también por nuestra cuenta. Nada de agencias mediante, nada de guías las 24 horas contigo acompañandote a todos lados… nada. Ningún prefabricado ni nada parecido, con nuestros fallos y nuestros aciertos, hemos ido informandonos por internet en foros, blogs y webs y a partir de ahí hemos confeccionado el viaje que nosotros queríamos hacer.

Eso si, aunque siempre tenemos una hoja de ruta marcada, dejamos huecos para la improvisación y el que surjan aventurillas, que además luego son las más divertidas y de las que tienes un mejor recuerdo.

Además, en este viaje me he traído la armada invencible de la tecnología:

  • La Cámara reflex Canon EOS 450D. Un vieja gloria que sigue dando mucha guerra. Con un objetivo todoterreno 18-250. Los expertos en fotografía no suelen recomendar este tipo de objetivos, porque no tienen ni lo mejor de los de corto alcance ni lo mejor de los teleobjetivos, pero en mi caso, la comodidad de no tener que cambiar de objetivo a cada paso que daba, compensaba. He estado en el escenario de dos objetivos y acabas muy arto durante tantos días seguidos.
  • El Macbook, no por tener un ordenador a mano, sino porque quería hacer un backup diario de las fotos que sacaba con la cámara. Perder las miles de fotos que puedes sacar en un viaje como este por que algo les pase a las tarjetas de memoria sería algo imperdonable.
  • La GoPro que me regalaron hace poco los compañeros de trabajo. Con su palo selfie, claro. Para grabar pequeños fragmentos de videos y si en algún momento puedo, montar un pequeño video del viaje.
  • Un disco duro con películas y series. Ya que traía el portátil… asumí (correctamente) que la TV sería totalmente en japones, y aunque estamos llegando totalmente reventados todos los días, pues algún capitulo siempre nos dará por ver mientras nos quedamos fritos.
  • Una batería externa de unos 4.000 mAh por si necesito algo de energía extra para el móvil (y ya puedo adelantar que sí)

El itinerario es bastante sencillo, ya que aunque eran bastantes días quería sobretodo ver bien las ciudades de Kyoto y Tokio, junto a excursiones que hiciéramos a los pueblo de los alrededores.

La primera decisión importante fue por donde empezar, Tokio o Kyoto. En nuestro caso, queríamos dejar la locura de Tokio para el final, y empezar por lo que quizás – como ciudad – no fuese tan diferente, por eso elegimos Kyoto como inicio del viaje, cogiendo según llegamos al aeropuesto de Japón (Narita) el tren bala a Kyoto sin hacer ningún tipo de parada en Tokio.

Así, el viaje empieza en Kyoto, más tarde escaparemos unos días a Hiroshima y Miyayima, Kanazawa y Takayama (cogiendo un Ryokan aquí) para volver a Kyoto a terminar de ver la ciudad y después pasarnos a la zona de Tokyo durante aproximadamente 10 días. Básicamente la idea ha sido utilizar Kyoto y Tokio como bases de operaciones para ver las zonas de alrededor (Osaka, Nara, Fuji…).

Durante la estancia, coincide que es el Tokyo Game Show 2015, e intentaremos hacer un hueco para ir a verlo (la entrada es bastante económica), aunque dependerá mucho de las colas (los Japoneses hacen cola para todo!)

Ah, que no se me olvide, para los días que vamos a estar en Japón, contraté un servicio de Internet en movilidad que me lo dejaron en un sobre en el propio hotel, listo para utilizar el día de mi llegada (podía haberlo recogido también en el aeropuerto si hubiera querido). Creo que tener internet en cualquier momento sin depender de encontrar un punto WiFi o llegar al Hotel ha sido el gran acierto de este viaje, ya que para consultar las dudas que nos iban surgiendo o para buscar cual es la mejor ruta para ir del punto A al punto B con Google Maps que en tiempo real miraba las opciones de transporte publico que encajaban con nuestro destino desde donde estábamos en ese momento…. brutal.

Y así, nuestro viaje comienza. en breve el primero de los días en Japón: quitándole el miedo al asunto.