Chuck Norris está por encima de todos, nadie puede tocarle, nadie puede ridiculizarle, ni siquiera Van Damme y su famoso Split en dos camiones. Chuck ha encontrado la forma de dejarle a la altura del betún.