Imagina por un segundo que ves y oyes con retraso respecto a tus movimientos (lag) y lo que ocurre a tu alrededor… ¿cómo te afectaría esto? ¿Serías capaz de llenar con leche un tazón de desayuno? Mi apuesta es que se te desbordaría 9 de cada 10 veces, y la otra directamente te quedarías con el tazón a la mitad por miedo a que te vuelvas a pasar 😛 (o tardarías 3 minutos en llenarlo haciéndolo a poquitos!)

Esto es lo que se ha preguntado un operador Sueco de Fibra Óptica llamado Umea Energi para comparar la Fibra y el ADSL: [web]

Mediante una ingeniosa forma de utilizar Oculus Rift de forma autónoma (una cámara que captura los movimientos, una Raspberry Pi y una batería) cuatro sujetos han pasado por dos días infernales del peor temor que todo internauta tiene (sobre todo Gamer): Vivir con LAG.

En el video se puede pasar a como se ve y se vive con LAG y ver claramente como los cortes y el lag hacen de las suyas. La parte de la cocina es desternillante.