De esto que uno se pone a pensar en cosas que no vienen a cuento y uno de esos pensamientos es… ¿Podría ser Motorola la gran sorpresa de fabricantes móviles de 2014?

motorola logo

Desde que los Smartphones se convirtieran en tendencia, la casi extinta M siempre ha estado haciendo propuestas resultonas – con más o menos acierto – que aunque tenían cierto eco entre profesionales del sector, que nunca cuajaban en unos grandes datos de ventas. Vamos, que la estrategia no terminaba de cuajar, a pesar del buzz que generaba.

Pero si algo quedaba claro es que la gente seguía esperando a Motorola. La echaban en falta, no sabían el motivo, pero se añoraba a una marca que había dado tan buenos teléfonos antaño.

En estas que llegó Google y puso el cheque en blanco…

Google llegó y pulso el botón rojo de la maquinaria de Motorola. Sacó a la empresa de la espiral en la que estaba metida parando todos los proyectos que estaban en marcha: vamos a hacer las cosas diferentes, vamos a hacernos con el mercado.

motorola-moto-g

O algo así es lo que debieron pensar desde Mountain View porque claramente Motorola ha estado en un silencio proactivo, preparándose para lo que le tocaba: Lanzar dos terminales que rompen el mercado como Motorola G y Motorola X. En una estrategia muy parecida a lo que ya hicieron con el Nexus 4 donde el precio del terminal se ajusta mucho a los precios de marcas “poco reconocidas” (con lo cual, a igualdad de precios e igualdad de características técnicas, la marca coge un peso enorme en la toma de decisión) y generar negocio a través del ecosistema de Android (App’s y publicidad personalizada).

Veremos qué es lo que ocurre durante los siguientes meses pero todo apunta a que la línea trazada por Google es la perfecta para provocar el resurgir de Motorola cual ave fenix.