No tenía intención de actualizar el PC para poder jugar decentemente a los juegos de ultima generación, para eso tenía pensado este año usar la PS4. Ahora ya me han jodido… pero bien jodido.

En fin, no podré entonar el “Back to Tamriel” durante el verano, así que tocará buscarse otro entretenimiento hasta el 9 de Septiembre que llegue Destiny.

6 meses en un entorno tan cambiante como el de la industria de los videojuegos y con tantos “nuevos jugadores” tan interesantes (entiéndase como nuevos lanzamientos), se me antoja demasiado tiempo. Las malas lenguas hablan sobre el motivo detrás de esta decisión y dicen que se están replanteando el modelo de subscripción para pasar a un F2P, yo no lo creo. ¿Vosotros que opináis?