Juntando Oculus Rift y Virtuis Omni, la NASA da sus primeros pinitos explorando marte en Realidad Virtual