Es buenísimo. No deja de ser un proyector sobre una tarta de varios pisos… ¡pero queda genial! En mitad de la boda te puedes echar una partidita 😀