Seguro que todo empezó con un “No hay huevos a…”

[vía LikeCool]