Está claro. Hollywood debería pensárselo dos veces para incluirlas por defecto en todas sus películas 🙂