[ted id=1379 lang=es]

 

Esta es una de las presentaciones más memorables que recuerdo de TED, una que habla de Storytelling, por Andre Stanton (Toy Story, Wall-E). Empieza así:

Un turista mochilero va por las tierras altas de Escocia y se detiene en un pub a tomar un trago. Dentro hay solo un camarero y un anciano bebiendo una cerveza. Pide una cerveza y se sienta en silencio durante un momento. 

De repente el anciano se vuelve hacia él y le dice: 

– ¿Ves esta barra? La construí con mis propias manos, con la madera más fina del condado. Le di más amor y afecto que a mis propios hijos. Pero, ¿me llaman McGregor el constructor de barras? NO.

Señala la ventana. 

– ¿Ves ese muro de piedra allí? Construí ese muro de piedra con mis propias manos. Encontré cada piedra, la coloqué bajo la lluvia y el frío. Pero, ¿me llaman McGregor el constructor de muros? NO.

Señala la ventana. 

¿Ves ese muelle en el lago allí? Lo construí con mis propias manos. Conduje los pilotes en contra de la marea de arena, tabla por tabla. Pero, ¿me llaman McGregor el constructor de muelles? NO.

– Pero te follas a una sola cabra…

cuentame un cuento

De toda la increíble charla hay tres puntos clave que se deberían tener en cuenta en cualquier situación en la que quieras contar una historia, ya sea para una presentación en el trabajo, una formación, una clase o un speech delante de una audiencia. Grabalas a fuego:

Que la audiencia ate cabos.

No les des cuatro, dales dos más dos. Los elementos y el orden de aparición son cruciales para el éxito o el fracaso de la participación de tu público. […] Es la aplicación invisible que mantiene nuestra atención en la historia.

No podemos evitar tratar de entender lo que pasa delante nuestros. Somos curiosos por naturaleza..

Al contar una historia, construye la anticipación

Piensa en lo que crees que va a pensar tu audiencia. Mantén la tensión en todo momento. Trabaja con tu lector y dale migas de las posibles desenlaces de la historia.

El camino lo es todo, debes hacer participe del camino a tu audiencia, ellos quieren saber que va a ocurrir. Aunque luego les sorprendas y les rompas los esquemas, deberán pensar un “claro! como no me he dado cuenta antes!“.

Toda historia debe tener un tema central. Aunque tu audiencia no lo vea claramente, tu debes hacerlo.

Cuando cuentes tu historia, ten el foco en lo que quieres contar y no te olvides de ello en ningún momento, aunque luego decidas irte por los Cerros de Ubeda, ten en mente que tendrás que volver y debes prepararte el camino para ello.

¿Se te ocurre alguna otra idea que quieras compartir? A los comentarios! 😀