Ylvis, creadores del legendario The Fox, le dedican una canción de lo más cachonda a Massachusetts. El vídeo, como suele ser costumbre, lleva subtitulos (aunque son en inglés).